Blog

EL PESCADO CUIDA NUESTRO CORAZÓN

 El pescado es integrante de la dieta mediterránea, y por todos sus efectos, es muy recomendable en prevención coronaria.

Las enfermedades cardiovasculares están relacionadas con la dieta y especialmente con las grasas, que como sabemos pueden ser saturadas o insaturadas.

Cuando son saturadas (platos precocinados, leche entera, bollería industrail…), elevan el colesterol y favorecen las enfermedades coronarias.  Peor en el caso de las insaturadas tienen el efecto opuesto y protegen a las arterias coronarias.

Por tanto, es aconsejable, el consumo de cómo mínimo 2 raciones semanales de pescado. Los pescados contienen minerales, yodo, vitaminas del grupo B, calcio, y en concreto los azules, importantes cantidades de vitaminas A y D, agua (75%), grasas insaturadas y proteínas.

El consumo de pescado, tiene todos estos efectos cardiovasculares, que mejoran y protegen nuestra salud:

  • Produce descenso de arritmias y muerte súbita
  • Controla de la tensión arterial
  • Reduce  el riesgo de formación de trombos
  • Disminuye de los trigliricéridos y LDL – colesterol  (colesterol malo)
  • Reduce la incidencia y mortalidad total por enfermedades cardiovasculares
  • Eleva el HDL – colesterol  (colesterol bueno)

Ingredientes:

Quínoa cocida, haba de soja, maíz dulce, zanahoria, pimiento naranja, pimiento rojo asado, cebolla roja y uvas pasa.

Reconstitución:

  • Microondas: calentar (900W), 250 gr. durante 2 minutos.
  • Frigorífico: descongelar durante 12-24 horas.
  • Sartén: saltear durante 4 minutos. Horno: a 90ºC durante 8 minutos.

Usos:

Ideal para preparar múltiples recetas como: Ensaladas, salteados, risottos …y también como guarnición.